¿Tus instalaciones garantizan la integridad de sus ocupantes y de sus activos? 

23.03.21 02:00 PM By kinenergy.internacional

¿Sabías que? 

  • El 80 por ciento de las edificaciones que sufren algún siniestro de incendio pierden el 100 por ciento de su patrimonio. Las pérdidas económicas de los establecimientos y negocios equivalen a los 1,000 millones de pesos.
  • Los incendios urbanos cuestan 6.8% del PIB en México.
  • En México en los últimos 10 años más de 6 mil personas fallecieron por exposición a fuego no controlado en construcción, por exposición de ignición de material altamente inflamable, explosiones o por contacto con líquidos calientes (bebidas y alimentos).
  • Anualmente se registran más de 95 mil incendios urbanos y no urbanos al año. Esto es 260 al día, de acuerdo con el INEGI.

En todo edificio, la seguridad e integridad de sus ocupantes debería de ser prioridad #1. Sin embargo, los números de siniestros nos indican que no siempre se les presta la atención necesaria.  En México, de acuerdo con la información disponible, los siniestros en casa-habitación, oficinas, escuelas, fábricas, etc., se ven agravados por la falta de una cultura de prevención y desconocimiento de tecnologías que pueden minimizar las pérdidas de vidas humanas y bienes materiales. Adicionalmente el crecimiento demográfico demanda de mayor infraestructura de servicios, lugares de entretenimiento, hospitales, hoteles e industria y muy pocos de estos inmuebles cuentan con elementos de detección, alarma y extinción de incendios, pues no existe una reglamentación clara en la materia.

El conocimiento de las tecnologías y estándares internacionales puede no ser suficiente para prevenir una catástrofe. Como parte del proyecto de construcción o remodelación de un edificio se debe de considerar un proceso de aseguramiento de la calidad de los sistemas de seguridad de la vida. El propósito de hacer pruebas como parte del proceso del proyecto, es comprobar la funcionalidad de los sistemas de seguridad de la vida, emergencias y evacuación en caso de incendios. También se revisa la disponibilidad de dichos sistemas, incluyendo la revisión/discusión de las secuencias de operación, de acuerdo con el nivel de protección previsto. El objetivo general es garantizar un entorno seguro para nuestras compañeras y compañeros de trabajo, clientes y visitantes y proteger los activos de la empresa.

Este es un acompañamiento que debe de empezar desde la etapa de diseño, con la supervisión y asesoramiento en la elaboración de las secuencias de operación, las cuales deben de desarrollarse de acuerdo con el nivel de protección que se busque para los ocupantes. Es importante mencionar que los sistemas de incendio o seguridad no pueden verse cómo sistemas aislados. Se trata de un conjunto de diferentes disciplinas que deben ser integradas. Es por eso que se necesita diseñar e implementar una adecuada estrategia de funcionamiento de las diferentes disciplinas. Dichas secuencias deben de considerar la interacción entre diversos sistemas, como puede ser uno de alarma y detección con un sistema de rociadores contra incendio.

Posteriormente se debe de elegir el equipo activo más adecuado para la correcta implementación de dichas secuencias, no existe un equipo “universal” que nos pueda brindar la funcionalidad requerida bajo diversos escenarios. La funcionalidad y calidad de los equipos seleccionados jugarán un papel central en caso de presentarse un siniestro en sus instalaciones, como dice el dicho: lo barato, puede salir muy caro; recordemos que es su patrimonio el que está en juego. 

Durante la etapa de construcción, es de vital importancia contar con una supervisión de instalaciones especializada en estos sistemas. Al no existir una reglamentación clara en la materia, es común que muchas constructoras y/o contratistas no estén familiarizados con las instalaciones de protección contra incendios (PCI) y no cuenten con personal capacitado para este tipo de labores. Algunos de estos contratistas utilizan el mismo personal de instalaciones hidrosanitarias para instalaciones contra incendios. Esto no es recomendable, ya que los sistemas operan de manera completamente diferente, al manejar presiones de trabajo muy superiores en instalaciones PCI. Una supervisión adecuada puede ayudar a mitigar por estas deficiencias de parte de los instaladores.


Finalmente, una vez concluidas las instalaciones, se debe verificar la funcionalidad de los sistemas conforme al diseño, y poner “al límite” los sistemas de seguridad. Esta prueba requiere de una planeación exhaustiva, considerar los escenarios críticos de todos los sistemas conforme a las secuencias de operación y asegurarse de la correcta integración entre los diferentes sistemas. Para los sistemas de seguridad de los ocupantes, la alarma contra incendios es el cerebro de la integración. Desde su panel principal se mandan las señales de activación o paro para todos los equipos asociados. Ejemplos de estos equipos incluyen: Bombas vs incendio, ventiladores de presurización, equipo de manejo de humos, puertas y ventanas, manejadoras de aire, elevadores, sirenas y estrobos, mensajes de evacuación, control de accesos, iluminación, etc. Bajo ciertas circunstancias, una falla en la comunicación con estos equipos puede incluso agravar un incendio y dificultar el trabajo del sistema completo. Por esto y más, es de vital importancia contar con personal con experiencia en estas integraciones para planear y supervisar la ejecución de todas las pruebas pertinentes.


En conclusión, cinco puntos importantes a considerar en el tema de seguridad de los ocupantes durante los proyectos son:


  1. Entender los riesgos y necesidades de las distintas áreas: No todas las áreas presentan el mismo nivel de riesgo de incendio, ni tampoco las necesidades son iguales; el sistema a utilizar depende de la funcionalidad del área: Cuartos eléctricos, oficinas, cuartos fríos, rutas de evacuación, etc.
  2. Establecer una estrategia de interacción clara entre los distintos sistemas involucrados: Desde la etapa de diseño se debe contar con secuencias de operación claras, en las cuales se plasme de manera sencilla todas las interacciones que se esperan tener entre los distintos sistemas bajo los distintos escenarios de emergencia.
  3. Selección de equipos: Al momento de seleccionar un equipo, hay que considerar que sus características cumplan con los requerimientos específicos del proyecto, además de contar con todas las certificaciones internacionales correspondientes que garantizan su correcto funcionamiento para las condiciones de trabajo que se requieren.
  4. Definir alcances y coberturas de los equipos y sistemas: Cada proyecto debe definir el nivel de seguridad que se va a implementar. En proyectos industriales podría ser conveniente utilizar dispositivos de detección no direccionables, sin embargo, en edificios comerciales es de gran utilidad contar con dispositivos direccionables que nos ayuden a identificar puntualmente la zona de alarma. Así mismo, se puede requerir de ciertas redundancias en el sistema, especialmente en zonas con materiales inflamables, o dónde se tenga gran circulación de personal.
  5. Probar “al límite” los equipos y sistemas: Para comprobar la correcta implementación y desempeño de los sistemas, es necesario realizar pruebas integrativas de todos los sistemas de seguridad para corroborar la correcta implementación de las secuencias de operación. La coordinación entre los distintos contratistas, e incluso con el personal de seguridad, requiere de expertos con amplia experiencia en la materia. Este expertise es necesario para identificar anticipadamente riesgos que pudieran presentarse durante las pruebas, además de poder gestionar los requerimientos de personal y actividades a desarrollar de manera clara y de fácil entendimiento para los distintos involucrados en las pruebas. 

¿Tienes dudas sobre la integridad de tus instalaciones? Acércate con nosotros. Con mucho gusto te podemos asesorar.

Ir al Perfil

Franco Ortega

Experto Cx

Franco Ortega es Líder de proyectos de Cx en la División de Commissioning de KINENERGY e ingeniero mecánico con experiencia profesional y académica en el área de uso eficiente de la energía y sostenibilidad en edificios. Durante los últimos 7 años se ha enfocado en la industria de la construcción, primero al desarrollar su tesis de maestría y más adelante como consultor ambiental y supervisor / coordinador de sostenibilidad.

SERVICIO

Commissioning
​Ingeniería
​Energía y Sostenibilidad

MERCADOS

Industrial
Hotelería
Corporativo Interiores
​Infraestructura
​Data Centers
Core and Shell
​Hospitales
​Retail